Indicadores antrocomplejos para modelar sistemas humanos

Una de las cosas que más me ha interesado de la perspectiva de Snowden es que pone como condición necesaria reconocer las particularidades de los sistemas humanos  (la particularidad de aquello humano,  de lo antrocomplejo), diferenciándolo del resto de sistemas complejos no-humanos. Una perspectiva human-based en línia con el enfoque que estamos planteando: utilizar herramientas antropológicas como la etnografía para poder modelar procesos de sistemas humanos como la gobernanza a través de datos cualitativos obtenidos a partir del trabajo de campo (no modelos de simulación top-down basados en teorías sociológicas sino modelos contextuales bottom-up). En este sentido, existe una línia de investigación: agent-based modeling basado en datos cualitativos, que presenta los antecedentes necesarios como para seguir explorando y ver como podría implementarse en el estudio de procesos colectivos como la gobernanza. Por lo que después de confirmar que existen propuestas metodológicas para codificar datos cualitativos en reglas o condiciones para simulaciones de sistemas mulitiagente, falta abordar  cuestiones relativas al tipo de datos, ¿cuales son los más relevantes o significativos en relación a los procesos de gobernanza? (más teniendo en cuenta que con un entorno de simulación adecuado se puede hacer un testeo exaustivo de hipótesis anidadas). Sin embargo, antes y en términos generales es necesario aclarar cuales son las características de aquello humano que nos hacen un sujeto complejo particular. Es decir ¿cuales son los principios o indicadores de la antrocomplejidad? Snowden plantea los suyos, las 3 ies (III).

  • Intent or intentional behaviour is not fully unique to humans, but it is important. We don’t just respond to stimuli (although we do), we can make choices, use abstract goals and so on. Critically we can express that intent in symbolic form to bind other people into a direction of travel.
  • Intelligence which again is not unique but in humans has developed to the point where we substantially alter the world around us to suit our purpose. It isn’t called the Anthropocene for nothing, critically we can abstract our experiences to reflect on them individually and collectively and ideas can be contagious.
  • Identity is fluid in humans, we move between roles depending on context and have developed rituals by which we can temporarily align our identity with a role for collective purpose (crews). We have also developed (again using that symbolic capability) collective identities which can align actions (a form of assemblage)